❮ Volver a Perspectivas

Cómo el Sector de Ciencias de la Vida de Puerto Rico Puede Impulsar la Cadena de Suministro de Estados Unidos


Published:
28 de abril de 2021

El coronavirus tomó al mundo por asalto. Mientras las empresas en muchos sectores luchaban por adaptarse, otras vieron la oportunidad de reforzar su papel en ayudar a cortar de raíz las amenazas que generó la pandemia a nivel comercial. El sector de manufactura de ciencias de la vida en los EE. UU. es una de esas industrias, que rápidamente se puso a la altura de las circunstancias haciendo uso de sus recursos para afrontar el desafío.

Sin embargo, había un obstáculo crucial que había que superar: el COVID-19 paralizó las cadenas de suministro en China, cercenando hasta el 90% de los ingredientes clave utilizados en la manufactura mundial de medicamentos. Una columna del Wall Street Journal lo expresó mejor: "Las consecuencias (de las interrupciones en las entregas) pueden volverse agudas si los suministros no están disponibles cuando la demanda aumenta. Esta es una de las principales razones por las que la pandemia de coronavirus ha paralizado las cadenas de suministro de atención médica". ¿La solución? el sector manufacturero de ciencias de la vida de Puerto Rico, un motor mundial con seis décadas de excelencia en la industria.

Puerto Rico, un territorio estadounidense ubicado en el Caribe, llamó rápidamente la atención de la industria como una alternativa a Asia para los fabricantes de medicamentos que proveen a las Américas, al ver una oportunidad única para relocalizar la manufactura farmacéutica dentro de las fronteras del país y fortalecer su cadena de suministro nacional. Lo que vieron, y continúan viendo, en Puerto Rico es precisamente lo que Invest Puerto Rico está utilizando como ventaja para impulsar la transformación económica de la isla mientras apoya los esfuerzos de manufactura de empresas de todas partes.

¿Cómo influye Puerto Rico en la relocalización de los esfuerzos de manufactura de ciencias de la vida? La isla ha sido durante mucho tiempo un centro de manufactura de dispositivos médicos y productos farmacéuticos, y los funcionarios públicos creen que se puede hacer más para impulsar aún más el sector. El ecosistema de la industria ya está preparado para respaldar el éxito. La isla es sede de 12 de las 20 compañías farmacéuticas con mayores ingresos del mundo (J&J, Roche, Pfizer, Novartis y Merck). Además, cinco de los 10 fármacos más vendidos del mundo en 2018 fueron fabricados en la isla (Humira, Eliquis, Opdivo, Enbrel y Xarelto). A nivel internacional, ocho de los 15 productos biofarmacéuticos más vendidos se fabrican en Puerto Rico.

A ello contribuye también una fuerza laboral bilingüe, talentosa y muy bien formada de 90,000 empleados de manufactura. De ellos, decenas de miles se especializan en la producción farmacéutica. Puerto Rico también ofrece tres importantes sistemas universitarios con cantidad de campus y facultades especializadas, así como una sólida red de organizaciones profesionales.

Las mejoras continuas a la infraestructura existente de Puerto Rico que permitirán una mayor producción de manufactura ya se encuentran en desarrollo, incluida la puesta en marcha de redes 5G y 0G, una mayor conectividad basada en la tecnología de Internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial, la automatización y más. Juntas, estas innovaciones potencian las ciencias de la vida mediante la entrega de datos en tiempo real a las empresas, a escala; el mantenimiento preventivo y predictivo para monitorear el estado de los equipos dentro de la instalación; la capacidad de realizar un seguimiento de la carga por segundo a lo largo del trayecto, y la gestión inteligente de las instalaciones.

Luego está la designación de la isla por parte del Departamento de Transporte de los EE. UU. como centro de transbordo aéreo internacional. Esta exención única facilita las operaciones de transferencia de pasajeros y carga, lo que ayuda a las empresas a reducir costos y tiempos de envío y garantizar un manejo de calidad de productos sensibles al tiempo y la temperatura.

Puerto Rico ya es un centro de ciencias de la vida con sede en los EE. UU. y se están tomando más medidas para aprovechar sus impresionantes activos para hacer que el país sea aún más seguro frente a trastornos globales. Los Estados Unidos no debería tener que depender de bienes importados para cuidar a sus más de 331 millones de habitantes. Al aprovechar el ecosistema existente, puede garantizar que los estadounidenses tengan acceso a los medicamentos más económicos y de mayor calidad del mercado.

Acerca del Autor
Rodrick Miller, director ejecutivo, Invest Puerto Rico
Rodrick Miller se unió a Invest Puerto Rico, la organización de desarrollo económico de la isla, en el año 2019. Es uno de los líderes de desarrollo económico más destacados del país, respetado por su capacidad para manejar entornos políticos y comerciales complejos, diseñar estrategias y estructurar operaciones de modo de proporcionar valor a las comunidades y los inversionistas a largo plazo.

Este artículo se presentó como parte del Global Marketplace en BIO Digital 2021. El NUEVO Global Marketplace en BIO Digital está diseñado para ser el destino donde poder mostrar la fortaleza biotecnológica de cualquier región y exaltar a sus empresas líderes a través de presentaciones dinámicas y cargadas de energía, junto con la posibilidad de crear redes cara a cara en vivo. Obtenga más información aquí.

Publicado originalmente en el Blog de BIOtechNOW el 26 de abril de 2021.

¿Alguna Pregunta?
Cuente con Invest Puerto Rico para ayudarlo a que su emprendimiento comercial en Puerto Rico se haga realidad de manera exitosa.